Cuando en mí la angustia iba en aumento,
tu consuelo llena mi alma de alegría.