Amaos uno a otro, mas no hagáis del amor una prisión.
Mejor es que sea un mar que se mezca entre orillas de vuestra alma
-Khalil Gibran

Recuerden que la Felicidad no es una meta, sino un trayecto.