Es un verdadero placer para nosotros el compartir con parejas tan extraordinarias como Dyana y César, cuyo gusto por el diseño y su profesión, les coloca en un lugar especial en cuanto al buen gusto y al estilo.

Los conocimos en persona unos días antes de su boda, y a partir de ahí los recordamos con mucho cariño, son personas que se saben ganar el corazón de la gente que los rodea.

Les comento que ambos diseños de los vestidos que utilizó Dyana en aquél gran día, fueron totalmente de su creación, ella los diseñó y confeccionó, lo cual le dió un peso súper especial y emocional a todo su ajuar.

Disfrutamos mucho verlos divertirse solos y acompañados, realmente felices por ser y estar, eso nos llena el alma de satisfacción, cada toma para nosotros fue una muestra de honestidad y amor de parte de ellos.

¡Felicidades Dyana y César!